Especialista en Cirujía Base de Craneo, Hipofisis Endoscópica,Columna Vertebral, Sindrome Piriforme
SÍNDROME PIRIFORME:

Introcucción:
Sindrome Piriforme o también llamado sindrome del piramidal, es un cuadro clínico caracterizado por una contractura que sufre el piramidal que conlleva a una irritación del nervio ciático que pasa por debajo del mismo.Esto produce dolor en la región glutea y puede incluso dar lugar a un referido en la parte posterior y distal del muslo.

Que causa el Sindrome Piramidal??
Es causado predominantemente por un acortamiento o contractura del musculo piramidal.
Las causas son múltiples pero conlleban a una irritación del ciático que es la causante del dolor.
El diagnóstico debe establecerse por la clínica y la esploración física y los estudios por imagen pueden contribuir sustancialmente al diagnóstico como la Resonancia Mágnetica Neurográfica.

Desarrollo:
Dolor ciático puede estar producido por compresión del nervio ciático por el músculo piriforme (piramidal). El músculo piriforme se extiende desde la superficie pélvica del sacro al borde superior del trocánter mayor femoral y, durante la carrera o la sedestación, puede comprimir el nervio ciático en la zona donde el nervio sale bajo el piriforme para colocarse sobre los músculos gemelos y obturador interno.
Síntomas y signos
El dolor crónico punzante, quemante o con entumecimiento nace en la nalga, pero se puede irradiar siguiendo el trayecto del nervio ciático hacia abajo por toda la cara posterior del muslo y la tibia y por la cara anterior de la tibia. El dolor suele ser crónico y empeora cuando se presiona el piriforme contra el nervio ciático (p. ej., mientras se está sentado en el inodoro, el asiento del coche o un sillín de bicicleta estrecho, o durante la carrera). A diferencia del dolor piriforme, la compresión del nervio ciático por material discal suele acompañarse de dolor lumbar, en especial durante la extensión lumbar.
Diagnóstico

Es esencial una exploración física meticulosa para realizar el diagnóstico. La maniobra de Freiberg (rotación medial forzada del muslo extendido) pone en tensión el músculo piriforme, produciendo dolor. La maniobra de Pace (abducción de la extremidad afectada) despierta el dolor en el Paciente sentado. Para la maniobra de Beatty, el Paciente yace en una camilla sobre el lado no afectado. Se coloca la pierna afectada por detrás de la no afectada con la rodilla flexionada sobre la camilla. Al elevar la pierna unos centímetros separándola de la camilla se produce dolor en la nalga. Para la prueba de Mirkin, el Paciente debe estar en bipedestación, manteniendo las rodillas rectas e nclinándose lentamente hacia el suelo.
El explorador debe presionar sobre la nalga en el lugar donde el nervio ciático cruza al músculo piriforme, produciendo dolor que comienza en el punto de contacto y se extiende hacia abajo por la cara dorsal del muslo. También se puede producir dolor durante la exploración pélvica o rectal.
Tratamiento
El Paciente debe dejar de correr, montar en bicicleta o realizar cualquier actividad que produzca el dolor. Un Paciente cuyo dolor empeora al estar sentado debe levantarse de inmediato o, si es incapaz, debe cambiar de postura para elevar el área dolorosa del asiento. Los ejercicios de estiramiento, aunque se recomiendan con frecuencia, son beneficiosos en pocas ocasiones, y cualquier movimiento que eleve la rodilla contra resistencia suele empeorar los síntomas. La inyección de corticoides en la región donde el músculo piriforme cruza el nervio ciático suele producir mejoría, presumiblemente por reducción de la grasa que rodea el músculo, reduciendo la probabilidad de compresión del nervio.
¡¡ Advertencia !!
Cuando todos esos procedimientos fracasan, se puede proponer la intervención microquirúrgica con buenos resultados, caracterizada por tenotomía del tendón de piriforme en su inserción trocanteriana y neurolisis del ciático.